Consejos para conducir mejor

Conducir puede ser fácil, pero conducir bien no todo el mundo lo hace. Seguro que alguna vez te habrás encontrado con algún conductor apresurado, inconsciente, imprudente, así como también otros conductores excesivamente cautelosos.

Si estas aprendiendo a conducir y quieres hacerlo como todo un maestro, presta atención a los siguientes consejos para conducir mejor.

Consejos para ser un maestro al volante

1. Presta atención en todo momento.

Cuando estas al volante, un minuto de descuido es suficiente para que suceda una catástrofe. Presta atención al tráfico y a todo el entorno en todo momento, con la experiencia se va adquiriendo mayor capacidad para anticipar los movimientos de los otros conductores. Convertirse en un conductor seguro y atento es el primer paso para conducir mejor.

2. Da paso a los conductores que exceden la velocidad.

Manejar no significa que debas correr, no te encuentran en una carrera, si observas a que alguien excede los límites de velocidad hazte a un lado cuidadosamente y cede al paso a los conductores imprudentes. La velocidad involucra circunstancias peligrosas que pueden poner en riesgo la salud y la propia vida.

El único momento en que se debe exceder la velocidad es cuando decides pasar a otros conductores, si anticipas un giro al carril de la izquierda, etc.

3. Utiliza las luces direccionales siempre antes de cruzar.

Notificar a los demás conductores la intención de doblar en algún punto es muy importante de modo que tengan suficiente tiempo para reaccionar de manera apropiada. Por supuesto, no debes encenderla justo encima del cruce, por ejemplo encenderla a varios metros cuando la luz aún se encuentra verde es un buen momento ya que el conductor de atrás podrá anticipar y cambiarse de carril.

4. No cambies de carril en ciertas situaciones.

Si te encuentras en medio de una intersección nunca cambies de carril, es importante además medir el tiempo de entrada de modo que no la bloquees en caso de que cambie la luz del semáforo a roja.

5. Interpreta de manera correcta las luces del semáforo.

Algunas personas piensan que la luz amarilla es símbolo de acelerar, cosa que no podría estar más errónea. Nunca debes intentar ganarle a la luz del semáforo, en especial cuando tienes el espacio suficiente detenerte por completo.

Además de que te pones el peligro no es una razón válida para ponerte en peligro.

6. Da paso al retorno de un vehículo si el conductor se encuentra esperando la oportunidad.

Si observas a otro conductor con la intención de volver al trafico lo más atento que puedes hacer es cederle el paso, pero no puedes pisar los frenos de golpe para dejar que el mismo ingrese ya que podrías causar un accidente.

Recuerda que el conductor detrás de ti puede no tener mucha experiencia y no contar con esa maniobra.

Los conductores por lo general no se esperan que haya un frenado brusco, por ello se muy cauteloso en caso de realizar este buen gesto.

7. Mantén una distancia prudente con los demás conductores.

Se debe mantener en todo momento de dos a cuatro segundos de distancia entre el conductor delantero a ti y tu. Si no sabes juzgar bien la distancia, puedes hacer uso de las líneas marcadas con la pintura.

Estos segundos de diferencia marcan la distancia necesaria para poder frenar y detenerte con seguridad, o en todo caso tener la oportunidad de ingresar a otro carril sin que el tráfico se detenga bruscamente. Cuando se está bajo alguna condición climática como la lluvia, se debe tener aún más en cuenta esta regla, y de ser posible aumentar en 2 segundos la distancia adecuada.

Los accidentes por falta de espacio entre vehículos son los más comunes, en especial cuando ha llovido y se encuentra humero o resbaladizo el suelo.

8. Ve a una velocidad lenta en áreas residenciales.

Estas áreas se encuentran la presencia de niños que por lo general no se dan cuenta de los vehículos y corren espontáneamente por la carretera. Debes identificar que las zonas residenciales no son lugares para ir a una velocidad alta.

Por ejemplo, si un niño intenta recuperar un balón que se ha ido a la calle, o bien, se encuentra andando bicicleta, puede observarse la posibilidad de que se cruza de manera irresponsable y riesgosa. A fin de cuenta, el adulto eres tú.

9. Ten en cuenta la diferencia de velocidad y dificultad de frenado para vehículos más grandes, como por ejemplo los camiones.

No es lo mismo frenar para un vehículo pequeño que para un camión u otro vehículo aún más grande. Estos vehículos deben ir por carriles específicos y en una velocidad lenta, pero en todo caso debes dar prioridad a ellos.

Es preferible esperar siempre hasta ver al camión por el retrovisor antes de pasarlo por completo, también es aconsejable no mantenerse andando al lado de un camión, es posible que el mismo no pueda verte por el espejo y ocasionar un accidente.

10. Sé más atento con ciudadanos de edad superior.

Los ciudadanos con edad avanzada necesitan igualmente ir al volante, en especial cuando no tienen otro medio para transportarse. Aun así, la mayoría de estos prefieren manejar en otras tempranas del día.

Cuando observas a algún ciudadano mayor en el camino, mantén una distancia segura y prudente en caso de que realice algún movimiento inesperado. Las personas mayores pueden con frecuencia olvidar las luces direccionales y otros pasos básicos para el manejo correcto.

11. Cambia de carril con esfuerzo y cuidado.

Si observas algunas situaciones irregulares, como por ejemplo, un carril que disminuye la velocidad al tener otro disponible libre a un lado.

12. Todas las personas buscan llegar a su destino sano y salvo.

Los accidentes pueden suceder en cualquier momento, pero se pueden realizar muchos pasos para prevenir esto.
Los mejores conductores aprenden a anticipar los movimientos de los demás conductores y se preparar para modificar su velocidad según el lugar, zona o residencia donde se encuentre.