DGT Puntos: Información sobre los puntos de la DGT

En el año 2006 la Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha el carnet por puntos. Este sistema consiste en asignar a los conductores una serie de puntos en función de sus años de experiencia, y restarles una cifra determinada de puntos cada vez que cometen una infracción. De este modo, si un conductor pierde todos los puntos de su carnet le será retirado el permiso de conducir y se verá obligado a recuperar estos puntos.

Para recuperar los puntos del carnet de conducir existen diversos cursos de reeducación vial donde, a través de una serie de horas en las que se reciben clases presenciales, se vuelven a estudiar las normas de circulación vial. Además de esto, estos cursos están pensados para convertirse en una herramienta de sensibilización social, alertando a los conductores del peligro que conlleva cometer una infracción grave al volante. Perder los puntos no es sólo un problema porque impide al usuario sancionado volver a conducir, sino que puede implicar un accidente grave que afecte a la salud y a la vida de muchas personas.

La recuperación de puntos se puede realizar por diversas vías. La primera es a través de la recuperación parcial, donde se pueden obtener un máximo de 4 puntos tras aprobar un curso de sensibilización, también llamado “de reeducación vial”. Estos cursos ocupan 12 horas presenciales, y sólo se pueden hacer una vez cada dos años. Su coste actual es 170 euros por cada curso.

Si el conductor ha perdido todos los puntos, con la consecuente pérdida del permiso de conducir, deberá en primer lugar esperar 6 meses. Durante este periodo no podrá conducir ningún tipo de vehículo. Una vez pasado este tiempo, deberá realizar un curso de 24 horas de reeducación y sensibilización y, a continuación, superar un examen teórico en la Jefatura de Tráfico. El coste de este curso es de 320, y tras superarlo no se vuelven a recuperar los 12 puntos iniciales, sino que se comienza con 8.

La pérdida de estos puntos, que inicialmente son 12 para los conductores veteranos y 8 para los que llevan menos de 3 años con el carnet, puede ocasionarse por múltiples motivos. Algunas de las infracciones más habituales de los conductores que pierden puntos son las siguientes:

  • Conducir bajo la influencia del alcohol: Entre -4 y -6 puntos, en función de la tasa de alcohol en sangre.
  • Negarse a realizar el control de alcoholemia: -6 puntos.
  • Llevar un numero excesivo de ocupantes en el vehículo: -4 puntos.
  • Conducir de manera temeraria: -6 puntos.
  • Sobrepasar el límite de velocidad: Desde -2 hasta -4 e incluso -6 puntos, dependiendo del porcentaje de velocidad sobrepasado.
  • Arrojar objetos por la ventanilla y/o generar riesgos en la carretera: -4 puntos.
  • Dar marcha atrás en la autovía, no respetar la prioridad y/o poner en riesgo a ciclistas: -4 puntos.
  • No mantener la distancia de seguridad, utilizar el teléfono móvil y/o conducir sin utilizar el casco o el cinturón de seguridad: -3 puntos.

Por el contrario, si un conductor no comete ninguna infracción que implique pérdida de puntos -no todas conllevan este castigo- durante tres años obtendrá dos puntos extra que se sumarán a su saldo personal, consiguiendo así un total de 14. Si después de esto el conductor vuelve a permanecer otros tres años sin cometer infracciones en la carretera recibirá otro punto, por lo que se colocará con 15. El máximo de puntos estipulado para un usuario es de 15 puntos.

Con todo ello, el usuario que quiera conocer su saldo de puntos puede pedir un certificado en la DGT siguiendo varias vías de acceso. Existen entidades empresariales que establecen como requisito previo de acceso para un puesto de trabajo la presentación de este documento, puesto que si un usuario quiere dedicarse profesionalmente al mundo de la conducción -como es el caso de los conductores de autobús, los camioneros, los repartidores…- deberá demostrar que dispone de puntos suficientes como para poder dedicarse a esta labor de manera segura para la sociedad.

Estos certificados se pueden solicitar a través de Internet desde la página oficial de la DGT (www.dgt.es). Allí, accediendo a través del DNI electrónico a nuestra cuenta personal la interfaz nos proveerá todo cuanto necesitamos para acceder a ese puesto de trabajo o, simplemente, informarnos acerca de nuestra cuenta de saldo de puntos. En cualquier caso, para el usuario poco vinculado al mundo de las nuevas tecnologías existe la posibilidad de solicitar el certificado a través de la vía telefónica o personándose en las oficinas de la Jefatura de Tráfico de su localidad.

Finalmente, queda destacar que la DGT se ocupa desde su creación de sensibilizar a los ciudadanos para que conserven una actitud de prudencia y sosiego al volante. De nada sirve recuperar los puntos si no se experimenta un cambio de actitud honesto y sincero. La conducción, y en especial los vehículos, son un medio para llegar a un lugar. En ningún caso constituyen un fin de si mismo, por mucho que se ame la velocidad.

Google+2Twitter0Facebook0